¡Súmate a nuestro club!¿Quiénes somos?
TwitterFacebookYoutubeRSS FeedEmail

¿Aburrido de hacer siempre lo mismo?

Cambia de vida. Te enseñamos una manera de pasártelo bien que te enamorará: aprenderás idiomas, conocerás gente y... te lo pasarás bomba.

Irlanda, un destino ideal para estudiar inglés

Ah, la tierra de los prados verdes, los druidas, los castillos de piedra, los acantilados, las costas, la cerveza Guiness... simplemente Irlanda.

¡Vámonos de campamento!

¿Eres amante de los deportes, te gusta la naturaleza, quieres echarte un bañito este verano y pasar un tiempo increíble con chicos y chicas de tu edad? ¡Haz click!

¿Cómo aprobar el First Certificate?

Trucos, consejos y ejemplos para que puedas superar el examen First Certificate in English de la Universidad de Cambridge...

25.10.10

FLORENCIA, CUNA DEL RENACIMIENTO

Florencia, cuna del renacimiento.

Hoy, Elena, una estudiante de Speak & Fun que se fue tres semanas a Florencia, nos cuenta como su experiencia, sus flechazos:


Al llegar a Florencia, la primera impresión que tuve fue la de una verdadera ciudad museo, ¡hasta  la piedra parece ser preciosa! Florencia forma parte del patrimonio mundial de la humanidad, con esto se dice todo. Enriquecida por familias de banqueros, Florencia, a lo largo de su historia, no paró de llenarse de tesoros  y de crear su propia historia.

Florencia fue la cuna del Renacimiento (1401) y de los mayores artistas de toda la historia. Donatello, Brunelleschi, Botticelli, Leonardo De Vinci, Dante… nacieron en Florencia y allí encontraron inspiración y genio. Pero la ciudad debe su notoriedad a una familia importante: los Medicis. Aquella dinastía de duques y archiduques reinó sobre la Toscana durante más de siete generaciones, creando su propia moneda, el florín de oro y ofreciendo dos reinas a Francia. Escultores, arquitectos, pintores y pensadores se sublimaron para hacer de Florencia lo que es hoy: un joyero de talentos, obras maestras e historia. Los tesoros se encuentran por toda la ciudad. Imposible ver todas las iglesias (más de 150), catedrales, palacios, museos, exposiciones… en un fin de semana. Hay que elegir dentro de la lista de los imprescindibles:

Primero, tres obras maestras reunidas en la plaza del Duomo: el campanillo di Giotti, el Baptisterio de San Juan Bautista y el Duomo de la catedral desde donde se disfruta de las mejores vistas de la ciudad. Imprescindible también pasar por la galería Degli Uffizi donde los enamorados de Botticelli, Miguel Ángelo, Raphael o Leonardo De Vinci se emocionarán.

El Palacio Pitti inspiró a Maria de Medicis para construir en París el Palacio de Luxemburgo. En este museo hay que levantar la mirada al techo para no perderse nada: Tiziano, Tintoreto, Rubens, Raphael comparten sus paredes. El jardín de Boboli dominando el palacio permite descansar y relajarse en un entorno muy bonito.

Las compras florentinas merecen también la pena: creadores, joyeros, zapateros, marroquinería, moda…  imprescindibles son via de Tornabuoni, via dellla Vigna Nuova y via degli Strozzi.
El puente  Vecchio, construido en 1345, alberga desde hace siglos a artesanos joyeros. Cruzarlo permite tener una vista impresionante de la ciudad, sobre todo, al final de la tarde cuando el sol se esconde detrás de Florencia (uno de mis momentos preferidos cuando era pasear por las calles sin rumbo) será mi lado romántico... Florencia abriga la mitad de las obras de arte conservadas en Italia, por eso es inútil pensar que se podrá ver todo en una sola visita. La única solución: volver, ¡una y otra vez!


Pasé tres semanas fantásticas, perdida en un entorno artístico incansable. Así, le recomiendo a cualquier persona la cual le guste aprender idiomas y conocer mundo, que realice un curso de italiano en Florencia en la escuela de italiano de florencia, donde a parte de aprender, conocera un bellísimo lugar, repleto de arte por todas sus partes.

Hasta pronto viajeros!

20.10.10

Viaje a Lisboa - Blog de viajes

Hoy, ¡escapada a Lisboa !

Hay ciudades sorprendentes y hay ciudades apasionantes y atractivas. Lisboa es una ciudad que atrae, fascina y cautiva. Escondida en la punta occidental de Europa, la ciudad de las siete colinas se encuentra en un lugar natural sorprendente. Lisboa tiene varias facetas porque sigue teniendo aspectos de ayer, siendo sin embargo una ciudad moderna; reserva muchas sorpresas y contrastes. Lisboa ofrece paisajes, monumentos, historia y cultura, emociones, experiencias, paseos, gastronomía, fiestas… y mucho más… 

¿Qué esperas para descubrirla?

Lisboa es una ciudad inundada de luz por el sol, casi siempre presente, y en la que el Tajo desemboca al mar, espejo natural que refleja el cielo y  que da a la ciudad colores dorados. Lisboa destaca por la belleza y singularidad arquitectónica de sus calles. 

Pasear por Lisboa para descubrir una ciudad marcada por miles de años de historia, por barrios impregnados de autenticidad, es una verdadera fuente de placer. Lisboa ofrece noches animadas y divertidas que duran hasta la madrugada, los parques, jardines, miradores, cafés y terrazas permiten respirar el aire de una ciudad sana. Las orillas del rio son espacios que ofrecen una diversidad increíble: distracciones o antiguos espacios industriales convertidos en centros culturales, el impresionante barrio de Belém o el Parque de las Naciones… 

El tranvía de Lisboa posee todo el encanto de los viejas maquinas rutilantes que dan a la ciudad un aspecto auténtico. Hay tres tipos de tranvías: los “viejos” con un número de plazas reducido, los “nuevos” con un diseño moderno, espacioso con aire acondicionado, y los cuatro funiculares o elevadores, que permiten subir cuestas impresionantes sin cansarse. Forman parte del patrimonio histórico de la ciudad.  El tranvía es la mejor manera para descubrir la ciudad. La línea 28 merece de verdad la experiencia porque el trayecto es muy simpático: lleva al pasajero a barrios antiguos para dejarlo en el Castillo de Sao Jorge. Imposible no extenderse un poco  más en el famoso  “eléctrico 28” amarillo, símbolo de Lisboa, verdadero icono presente en numerosas películas, obras de teatro, canciones… 

Su recorrido te llevara en el universo lisboeta, sentado al lado de una “abuela” portuguesa te sentirás como un niño pequeño en la época de los juguetes de madera… El trayecto es corto pero muy agradable. Aunque mejor estar bien arrimado porque los golpes secos de sus frenos te pueden tirar de forma inesperada. Si tienes tiempo, detente un poco en los terminales de la línea porque merece la pena: de un lado el cementerio de Prazeres y del otro, la entrada en el barrio más popular de Lisboa: la Alfama donde nació el Fado en el siglo XIX.

Lisboa, con sus cuestas, sus barrios en las alturas, sus calles estrechas que forman un verdadero laberinto, sus vistas increíbles desde los cuatro miradores, los barrios de moda, los numerosos campanarios y cúpulas es un auténtico cuadro impresionista declinado con tonos pasteles y ocres. Lisboa es una ciudad intemporal que permite vivir una experiencia personal. Si quieres aprender portugués, nuestra escuela de portugués de Lisboa es la mejor elección que puedes hacer, ven a conocerla y te darás cuenta de todo lo que te contamos.




¡Hasta la próxima amigos viajeros!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Nuestros artículos