Trabajar en el extranjero: todo lo que necesitas saber

Bueno, bueno, bueno... ¿Así que estás pensando en irte a trabajar al extranjero, eh? No te lo reprocho: la situación en España está fatal y es lógico que busques tu futuro fuera.

Buscar empleo en otro país es una aventura. Sobre todo cuando aún tenemos los conocimientos de inglés cogidos con alfileres y no sabemos a qué puerta llamar, ni qué trámites hay que hacer.

Algunos han tenido suerte y han conseguido encontrar trabajo en el extranjero; otros, desgraciadamente, han tenido que volverse a casa. En este artículo nos gustaría intentar ayudarte con lo que necesitas saber antes de irte a trabajar fuera.

1. ¿Por qué irse a trabajar fuera?

Los datos del desempleo en España son una buena razón: 6 millones de parados, perspectivas de que no se creará empleo en España hasta después de muchos años y desempleo juvenil desbocado. La situación no pinta bien y muchos jóvenes buscan trabajo en el extranjero.

Si estás en la franja de edad de los 18-35 años, con mayor razón. Puede ser un año sabático, o una solución laboral de cara al futuro. Lo importante es "poner el pie" en el extranjero, o como también suele decirse, poner "una pica en Flandes".

2. ¿Qué necesito?

Te vamos a ser sinceros: no todo el mundo logra encontrar trabajo fuera. Si estás en un momento económico muy desesperado, ésta quizás no sea la mejor salida para ti. A veces nos pintan Alemania o Inglaterra como un paraíso del empleo, pero no es cierto. Hay que esforzarse, como en todas partes, para ganarte el sueldo.



Así, a bote pronto, hay algunas condiciones previas que deberías cumplir si quieres ir a trabajar al extranjero.

  • Inversión mínima: incluso si tienes trabajo, no puedes irte sin dinero, pues lo lógico es que hasta después del primer mes no te paguen. Necesitas pagar el billete de avión, alojamiento en alquiler y comida para 1-2 meses y transporte.
  • Conocimientos de inglés: piensa que tienes que competir con otras personas que tienen la ventaja de hablar el idioma. Es verdad que para algunos trabajos como friegaplatos no te hará falta, pero lo deseable es tener un nivel medio-alto que te permita pasar la entrevista y comunicarte. Piensa quizás en hacer un curso de inglés en el extranjero para coger confianza y dar el gran salto.
  • Experiencia: un mínimo de experiencia sí debes tener para poder aludir méritos en el nuevo empleo y poder hacerlo bien. Viene muy bien si has trabajado en establecimientos de cara al público, restaurantes, sitios de comida rápida y por lo general ventas, turismo y hostelería.
  • Ser joven. Es triste que sea así, pero nosotros te contamos la verdad. Las empresas del sector de la hostelería suelen contratar personal joven, con una edad entre 18 y 35 años. Ahora bien, si tienes experiencia y hablas bien inglés, tampoco es imposible si eres mayor de 35.

3. ¿A qué país me voy?

Hay españoles que se van a cualquier parte, desde Noruega a Inglaterra, pasando por los que ven oportunidades en las lejanas tierras de Brasil o China. Nosotros no vamos a llegar tan lejos: te proponemos algo más cercano y sin salir de la Unión Europea: trabajar en Inglaterra. ¿Te apuntas?

Es difícil, pero no imposible: tienes la ventaja de que el idioma es el inglés, los vuelos no son caros y ya hay una gran colonia de españoles viviendo en Inglaterra. Es muy probable que alguien que conoces esté allí ahora mismo.

4. ¿Cómo buscar trabajo?

Supongamos que cumples los requisitos para trabajar dentro de la Unión Europea y decides que quieres irte a Inglaterra. Y ahora te preguntas: no conozco a nadie, ¿en dónde busco?, ¿a quién le mando el currículo?, ¿qué hago yo que estoy en España? Estas suelen ser las respuestas más típicas para el que quiere irse fuera.

  1. Buscar en páginas de empleo. Una forma de encontrar empleo fuera es a través de las webs de empleo de trabajo en la Unión Europea. Si buscas algo de lo tuyo, es más probable que encuentres empleo de esta forma. De todos modos, para ciertos empleos, lo mejor siempre es dar la cara. 

  2. Llama a tus contactos. Si conoces gente que está trabajando fuera, siempre es bueno estudiar las posibilidades. ¿Podrías trabajar donde ellos están? ¿Conoces gente de allí que te pueda echar una mano? No pierdes nada por probar.

  3. Venir unos meses y buscar por tu cuenta. Es la opción más aventurera (y peligrosa), pero ten en cuenta que los gastos pueden no tener límite si empiezas a ver que pasa el tiempo y no encuentras trabajo. Antes de que hagas esta locura, te invito a que aceptes una alternativa si estás dispuesto a marcharte...
Hay una CUARTA OPCIÓN. Mucho más recomendable para ahorrarse sobresaltos, problemas, disgustos, imprevistos que siempre salen cuando lo dejamos todo para irnos fuera. Hablamos de contratar una agencia de colocación en el extranjero.

5. La mejor manera de encontrar trabajo fuera

Encontrar trabajo en el extranjero puede ser difícil. A veces hace falta pasar allí viviendo un tiempo, aprendiendo el idioma y adaptándonos al lugar antes de encontrar un trabajo conforme a nuestros estudios. Venimos de fuera y no sabemos a veces muy bien cómo funcionan algunas cosas.

  • Conseguir entrevistas de trabajo y prepararlas.
  • Redactar un currículo en inglés que sea presentable.
  • Abrir una cuenta bancaria en Inglaterra.
  • Encontrar un alojamiento en alquiler que no sea muy caro.
  • Contratos, trámites, Seguridad Social, etc.

Una agencia de colocación nos ayuda a prepararlo todo para conseguir entrevistas, medir tu tiempo de estancia mientras buscas empleo, no gastar más de lo necesario y multiplicar la eficacia de tu esfuerzo para que consigas ese trabajo que deseas.

Las probabilidades de encontrar trabajo de esta forma son mucho más altas que asumiendo el riesgo de intentarlo por tu propia cuenta.

Otra solución para financiar tu estancia en el extranjero es trabajar de au pair o demi-au pair. Lee el artículo "10 razones para trabajar como au pair en el extranjero" si aún estás dubitativo. "Pero eso es sólo para mujeres", me dirá alguno. ¿De verdad? Cada vez se contratan más au pair hombres, hasta el punto de que también es una buena opción para los chicos que quieran trabajar de au pair.

Con esto creo que ya sabes lo fundamental para irte a trabajar a Inglaterra. No podemos hacer magia. Al final todo dependerá de tu actitud, tus cualidades y de la situación del mercado. Pero sí que podemos ayudarte a acertar en la diana.

Con esfuerzo y voluntad, estamos seguros de que todo se puede superar. Si todavía te has quedado con las ganas de saber más sobre cómo sería una experiencia de trabajo en el extranjero, bien, te invito a que leas un pdf con toda la información que necesitas para empezar la búsqueda de empleo en Inglaterra

"Quiero tener mi Work Experience"

 Descubrirás que hay formas de hacer realidad tus sueños.

¡Buena suerte, amigo!

1 comentarios:

Write comentarios
14 de agosto de 2013, 17:15 delete

Buenas,
gracias por esta entrada, es muy útil e interesante.
Aunque os habéis centrado en Inglaterra, querría comentar que en Alemania, por ejemplo, NO se aconsejan las agencias de colocación. Éstas siguen una política un tanto estricta, ya que son ellas las que te contratan a ti para pasarte de una empresa a otra y las condiciones son malas: pueden hacer que trabajes en tres empresas distintas (cada una en otra punta de la ciudad) con tal de que al final reúnas las 40 horas a la semana. Así que en Alemania mejor encontrar algo por tu propia cuenta. Sólo es un consejo! :-)
Saludos

Reply
avatar