Métodos para aprender un idioma y no morir en el intento

Al principio empezamos a estudiar un idioma con mucha ilusión y luego lo abandonamos: empieza a surgirnos trabajo, estudios, familia, novia, problemas económicos y un montón de asuntos que nos impiden llegar al proficiency level por falta de tiempo.


Lo digo por propia experiencia, después de hablar con muchos jóvenes que me cuentan que siempre acaban dejando para otro día lo de "aprender inglés en serio".

Como no hay tiempo, tendemos a reducir horas de estudio y aprender de forma anárquica en nuestro día a día (si eres un "autodidacta anarquista", seguro que practicas algunos de los 5 trucos para aprender inglés rápido). Bueno, pues vamos a describirte las formas o métodos que existen para aprender un idioma nuevo y al final de este artículo te diremos cómo podemos arreglar tu problema.

1. Aprender idiomas con juegos, música, etc.

Nos gusta mucho lo de aprender fuera del aula, ya que nuestra cabeza lo digiere de otra forma. Son métodos simples adaptados a la vida moderna, que no tienen nada que ver con lo de estudiarse un libro de gramática, ni son un estudio muy sistemático, pero que vienen muy bien porque son naturales y no requieren demasiada disciplina.

Pongamos que quieres aprender inglés. Tienes al menos estas alternativas si quieres refrescar tus conocimientos del idioma:

Y cosas por el estilo: ver películas y series, viendo la tele, etc.

Aunque estas formas de aprender inglés vienen muy bien para aprender de forma natural, el problema es que no suelen darnos un conocimiento demasiado amplio. Por ejemplo, viendo películas comerciales probablemente adquirirás un conocimiento del idioma estándar, pero si quieres conocer el "inglés de los negocios" necesitarás algo más especializado. Las pelis tampoco dan lugar a la interactividad, como sí te lo daría una conversación en un autobús en Irlanda.

Es por esta razón por la que los cursos son una opción porque te ayudan a aprender idiomas con un método. 

2. Aprender con un método, profesor o curso de idiomas

 

Se puede aprender un idioma de varias maneras mediante un método. La mayoría de nosotros las conocemos, pero en algunos casos no nos quedamos del todo satisfechos. Vamos a decirte cuáles son las fórmulas que existen de aprender un idioma.

1# - Apuntarse a una escuela de idiomas

Es el método más barato y económico porque apenas nos cuesta unas decenas de euros al año, tenemos varias clases a la semana y nos dan un título oficial. Pero tiene 2 graves desventajas:

· Profesores españoles: las EOI tienen muy buenos profesores, y algunas veces traen a profesores auxiliares nativos de intercambio, pero en muchos serán profesores españoles. Esto de por sí no tiene nada de malo, pero siempre es mejor escuchar una voz nativa.

· Alumnos españoles: en muchas ocasiones, hay una disparidad muy grande de niveles dentro de la misma clase. Siempre persiste la tentación de utilizar el español.

El resultado es todo lo contrario de un aprendizaje natural. Vivimos "situaciones enlatadas", escuchamos muchas voces sin acento y, aunque aprendemos mucho, no todo el mundo logra despegar.

Hay una alternativa muy buena, aunque cara. Pagar clases en una academia o institución oficial donde se impartan clases, como el Instituto británico o la Alliance Française, donde tendrás profesores nativos, aunque también tendrás alumnos españoles y en tu casa seguirás hablando español.

2# - Aprender por tu cuenta o con un profesor particular

Pasa el 1 de enero de todos los años: "Este año ya sí, seguro, que voy a aprender inglés". Entonces, si hemos desistido de dedicar tiempo a asistir a clases, nos buscamos un profesor particular o bien compramos uno de los famosos métodos de "Aprenda inglés con 1000 palabras" o "Aprenda inglés en 10 días" y esperamos que de esa forma las cosas se arreglen. Si eres de los que usas este tipo de métodos para aprender inglés, te recomiendo mucho que leas el artículo: "¿Es posible aprender inglés en pocos días?".

No te vamos a negar que hay libros muy buenos, así como profesores particulares nativos con los que aprenderás mucho. Pero además de que también exigen disciplina, tarde o temprano tendrás que asumir que el mejor examen que puedes hacer es ir tú mismo al extranjero y ver que te desenvuelves bien. Esa es la mejor prueba del algodón para evaluar los conocimientos de idiomas.

3# - Hacer una estancia en el extranjero: avanzas mucho con menos esfuerzo

Para los que de verdad quieren aprender un idioma, tarde o temprano tendrán que hacer una "inmersión lingüística". Hacer un curso de idiomas en el extranjero es la mejor forma de aprender un idioma de manera natural.

Todo lo que tus ojos vean, todo lo que tus oídos escuchen, estará en el idioma en el que estás aprendiendo. Enciendes la tele, e inglés. Pones la radio, e inglés. Vas a comprar el billete del metro, y te hablan en inglés. Tus compañeros de habitación hablan en inglés. Tu vecina, tus amigos, todos. Eso, claro está, si sabes cómo elegir tu curso de idiomas para no encontrarte demasiados españoles.

Cualquier clase se ve complementada por el día a día. Por muy buenos que sean los métodos de aprendizaje que usemos (aplicaciones móviles, juegos, clases...), necesitan el respaldo imprescindible de la necesidad y la improvisación de las situaciones reales.

Pero no sólo eso. Es que es la única forma de combinar ocio y estudio, disciplina y diversión, vacaciones y clases. El poco tiempo que puedas pasar en el país de origen te servirá para dar una zancada tremenda, a veces incluso superior a tus "intentos de estudiar a fondo" durante el año.

3. ¿Cuál es la mejor solución para mí?

Si no tenemos presupuesto para mantenernos durante mucho tiempo en el extranjero, que sería lo ideal, ni tampoco para pagar una academia privada de calidad o un profesor nativo particular, te recomiendo tratar de combinar estas dos opciones:

1. Estudiar con un método de idiomas o cursos adaptados a tu bolsillo, incluso con recursos gratuitos, pero sin olvidar nunca el aprendizaje natural que puedas dedicarle en tu tiempo de ocio.

2. Aprovechar las vacaciones para consolidar lo aprendido haciendo un curso de idiomas en el extranjero. Si no lo has hecho nunca, te recomiendo que hagas la prueba para tus próximas vacaciones.

También te recuerdo que tienes algunas alternativas para financiar tu estancia en el extranjero y pasar de 6 meses a 1 año viviendo fuera. Muy recomendable si quieres pegar un salto de gigante y acabar de una vez por todas con tus "problemas con el inglés".Tienes 2 opciones:

1. Trabajar de au pair.

2. Trabajar en hostelería o turismo.

No te voy a decir a qué país te tienes que ir (¡eso lo tienes que pensar tú!), pero sí voy a enseñarte todas las ofertas que damos en Speak & Fun para aprender inglés fuera. Échale un vistazo por la "Lista de destinos para aprender inglés en el extranjero".

Espero que te hayas sentido identificado y veas las cosas un poco más claras. Es muy importante para nosotros conocer tu opinión y valoramos mucho tus comentarios. Comparte también este artículo en las redes sociales si estás pensando en alguien a quien también pueda serle útil.